Hojas secas.

martes, 27 de noviembre de 2012

Querida yo.

Tumblr_me5rwqzm3l1rk7evho1_500_large

Escribía esta carta solo para decirte que las cosas por aquí no van como yo esperaba. Que si olvidas todo esto, mejor. Pero como yo sé que no vas ha hacerlo, aunque perdones a esa gente que te usa como algo pasajero o aunque intenten rectificar, no vas a conseguir borrar estos pequeños y feos detalles. 
Quería decirte que si por alguna fuerza o impulso te lleva a confiar en la gente que te engañó una vez, no lo hagas. Por bonito que te describa su nuevo futuro con ellos. ¿Entiendes? Nadie te va ha querer como eres, todos te van ha hacer daño al fin y al cabo. Más o menos, perdonable o imperdonable. Todos de alguna manera te hacen daño. Si no te muestras fuerte, todos van a ir a por ti. Levanta la cabeza, sécate las lágrimas y sonríe. Aunque luego vengas llorando. Asegúrate de que nadie te vea llorar, tú no eres fuerte, lo sabemos, pero ellos no lo saben. Hazles creer que puedes con eso y más. Cuando estés apunto de rendirte, busca un vídeo gracioso y ríete. Todo lo malo se va a ir. Tarde o temprano. 
Espero que no vuelvas llorando a casa y te encierres como habitualmente hacías o hago. Pienso que esto son rachas y los que te utilizan, más tarde, te echarán de menos y querrán volver. No les escuches. El daño se hizo, y jamás se podrá borrar. Esta vida es así de puta, si haces algo mal, o la cagas o aprendes. Y yo aparte de aprender la cago, siempre. 
Cuídate. 

No hay comentarios: